La política de imposición de iniciativas energéticas en la Araucanía a favor de empresas y que anunciara el Ministro de Energía Máximo Pacheco en su visita a la Región el 23 de mayo de este año, finalmente logró instalarse en la decisión de los ´órganos públicos competentes, quien resolvió aprobar este 14 de julio por 7 votos contra 4 el proyecto central hidroeléctrica “Añihuarraqui”, de la empresa GTD socia de la transnacional española Enhol (futurorenovable-Mapuexpress).

 

Distante a los criterios que se habían adoptado en el rechazo al proyecto hidroeléctrico “Doña Alicia” en la localidad de Curacautín a inicios de abril de este año (8 votos a 3), donde primaron las prioridades y planificaciones en materia de desarrollo por parte de los gobiernos locales (municipios), el respeto a las prácticas culturales y espirituales ancestrales, como también, la protección de recursos naturales y áreas de conservación para la vida de los habitantes de la región, finalmente tuvo su fin, ya que diversos servicios públicos dieron vuelta su posición, coincidiendo con la colusión de sectores de gobierno y empresariales para fines energéticos.

Este mediodía fue aprobado en la Comisión de Evaluación Ambiental el proyecto de Central Hidroeléctrica Añihuarraqui Curarrehue, de la empresa GTD Negocios, que involucra al territorio sagrado Pichi Trankura, de enorme valor espiritual y ambiental para las comunidades.

En una sala llena con unos 200 asistentes, mayoritariamente miembros de comunidades opositoras al proyecto, provenientes del Lof Trankura de Curarrehue, se realizaron extensamente las exposiciones, para luego dar paso a la votación que transcurrió de la siguiente manera.

A favor: Servicio de Evaluación Ambiental, seremi de Transporte, seremi de Obras Públicas, seremi de Energía, seremi de Economía, seremi de Salud y seremi de Medioambiente.

En contra: seremi de Desarrollo Social, seremi de Vivienda, seremi de Agricultura rechaza, y Gobernación Provincial en representación del Intendente (en vacaciones).

En resumen, el proyecto fue aprobado por siete votos a favor y cuatro en contra.

Previo a esto, habían expuesto diversos actores del territorio de Curarrehue: Abel Painefilo, Alcalde de Curarrehue en rechazo al proyecto, resaltado los quiebres producidos por la empresa en el territorio; Erika Barra de un comité de salud “Trankura” a favor del proyecto argumentando la necesidad de fuentes de trabajo; Alejandro Coñoequir, lonko del Lof Trankura, señalando las afectaciones que este proyecto traería a los lugares sagrados Mapuche en el territorio; Simón Crisóstomo Loncopan, werken Lof Trankura, resaltando la cosmovisión del ser Mapuche, indicando que el ser Mapuche no es tan solo por tener un apellido; Jorge Jiménez de la comunidad Folilco, aledaña al territorio emplazado, resaltando el quiebre social causado por la empresa y pidiendo a las seremías que no conviertan a Curarrehue en un Alto Bio Bio en alusión a los proyectos hidroeléctricos Pangue, Ralco y Angostura que se han instalado allí; Manuel Calfuman, presidente de un Comité de pequeños agricultores, manifestando su posición favorable al proyecto; Ely López, werken Lof Trankura, rechazándolo y exigiendo el respeto y cumplimiento de derechos; Pablo Fernández, joven de 16 años del LofMapu quien dio cuenta, emotivamente, del daño que se causaría y del significado del río para él; Hernando Silva, Asesor jurídico del LofMapu Trankura, quien compartió una serie de argumentos técnicos por los cuales debería rechazarse el proyecto; Maribel Rifo de la comunidad Juanita Pichun, a favor del proyecto, resaltando la falta de trabajo en el sector y los ofrecimientos de la empresa en vivienda y productividad; y finalmente, Héctor Lagunas, representante de la empresa GTD negocios , quien dio cuenta de manera extendida sobre las proyecciones.

Parte de los argumentos expresados en rechazo a este proyecto fueron: Los Vicios de origen ante diversas formas de operación en el territorio que ha ejercido la empresa generando divisiones en comunidades sin que el estado y sus órganos públicos competentes hayan sigo garantes, bajo los preceptos de “previo, libre e informado”, que exigen las normas; La afectación de un lugar sagrado de enorme importancia y que involucra un complejo territorial interconectado y cuya protección se estipula en normas internacionales como el Convenio 169 de la OIT y la declaración de la ONU sobre derechos de los Pueblos indígenas; La transgresión de los planes de vida de referentes colectivos y tradicionales Mapuche, cuyo modelo de desarrollo es distante a estos niveles de intervencionismo, donde numerosas familias vienen proyectando el turismo, la agro ecología y otras actividades sustentables; Se estima que estos proyectos son prácticas discriminatorias, racistas y colonialistas, que se emplazan en territorios ancestrales y que dañan gravemente la integridad cultural y espiritual de comunidades Mapuche; Se emplaza sobre la Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO.

Asimismo, quienes sostuvieron su apoyo al proyecto se basaron en la carencia de fuentes de trabajo en el territorio; La necesidad energética para el País; Los niveles de compensación por parte de la empresa con diversa mitigación de impactos. Asimismo, se dio cuenta de formas de asociatividad de la empresa con quienes están a favor para la participación en porcentaje de gananciales.

Particular fue la intervención del Seremí de Economía Eduardo Vicencio, quien señaló que este tipo de institucionalidad participativa no existía años atrás, agregando “no debemos olvidar que cuando en un País se da una institucionalidad, dicha institucionalidad es para respetarla, y en el espacio en que nos encontramos el día de hoy se está reflejando. No voy a hacer una perorata respecto de las distintas consideraciones que se han hecho hoy día, solo señalar concretamente: nuestro País requiere desarrollo económico. Para desarrollarse económicamente, necesitamos generar energía, sin energía no habrá ningún proyecto turístico que se pueda sustentar en el futuro. Estoy actuando como miembro de esta comisión, por lo tanto la Ley me ampara. Esta Seremi de Economía se pronuncia conforme con respecto a la Resolución de Calificación Ambiental”.

Diversas organizaciones que rechazan este tipo de proyectos han señalado, con datos oficiales, que la ciudadanía consume el 15 % de la energía en el País, que más del 50 % es para fines industriales de la energía que se genera y que en los últimos años se ha producido el doble de lo requerido en Chile a tal punto, que empresas buscan exportarla a países vecinos.

La seremía de agricultura a través del profesional Ricardo García, argumentó que existe un déficit hídrico y que la misión que tiene dicho órgano es preservar el recurso agua, indicando que no cree que las aguas del estero estén preservadas por este proyecto, por lo tanto lo rechaza. Por su parte la Seremí de Vivienda, Romina Tuma, señaló que existen una serie de antecedentes sobre la planificación del territorio y uso de suelo y que su servicio tiene un rol preponderante en ese sentido, no pudiendo dedicarse exclusivamente al ámbito urbano, sino también rural que ascienda a más del 55 % en la Región. Por ello, considerando las afectaciones a los planes de desarrollo local, a la cultura y espacios ceremoniales y religiosos, la amenaza ambiental, más el riesgo de afectar al ya escaso abastecimiento humano y de actividades productivas, como también lo relevante de que este proyecto se emplaza en la Reserva de la Biosfera desde el año 2010 por la Unesco, por tanto, no se ajusta al uso de suelo y lo rechaza.

Con posterioridad a la votación, las comunidades provenientes de Curarrehue se movilizaron al centro de Temuco para dar cuenta de su descontento, manifestándose en las calles continuas a la Intendencia de la Araucanía, cortando el tránsito por cerca de una hora.

El proyecto en cuestión

La empresa GTD Negocios es titular del proyecto Central Hidroeléctrica Añihuerraqui”, cuyo monto de inversión es de 22 millones de dólares y consiste en una central hidroeléctrica de pasada sin regulación de caudal, con una potencia estimada en 9 MW y generación anual de 50 GWh aproximadamente, en el río Añihuerraqui (Pichi Trankura) y pretende inyectar electricidad mediante una línea de transmisión eléctrica de 744 metros, todo esto en medio de un sistema interconectado de lugares de enorme importancia para la espiritualidad y religiosidad del Pueblo Mapuche.

La autoreferencia de GTD en su web es la siguiente: “Nuestro objetivo es prestar un completo y eficiente servicio de asesoría, consultoría, estudios y proyectos en diversas especialidades de la ingeniería civil y económica, en especial en los sectores de generación, transmisión y distribución de electricidad; energías renovables; producción y distribución de agua potable, recolección y disposición de aguas servidas, gas, telecomunicaciones y gestión ambiental”. Entre sus clientes aparecen Colbún, Chilquinta, Saesa, entre otros y su representante es: Héctor Lagunas Méndez en su calidad de director General y socio principal de GTD INGENIERÍA.

Cabe mencionar que en abril del 2010 La firma española Enhol, que ha impulsado proyectos de energías y GTD, firmaron un acuerdo estratégico que apunta a materializar sus actuales proyectos y aquellos que la mutinacional desarrolle en Chile. “Se busca complementar el trabajo realizado por el grupo Enhol en Chile, con la experiencia, conocimiento y prestigio de una compañía local del sector energético nacional, y en conjunto desarrollar los proyectos que el grupo tiene actualmente en cartera”, señalaban las empresas en una nota que publicaba el diario financiero en abril del 2010, bajo el titular de: “Grupo español Enhol se asocia con chilena”.

Enhol, se encuentra en Chile desde el 2006 y ha participado en distintos proyectos, estando algunos de ellos en funcionamiento, como es el caso del Parque Eólico Monte Redondo, ubicado en la región de Coquimbo y otros en distinto grado de avance, desarrollando en la actualidad proyectos en la Región de la Araucanía y Coquimbo y proyectos eólicos en las regiones de Coquimbo, Bío Bío y Los Lagos, que suman 136 MW, publicaba el medio en dicha época.

Cabe consignar que decenas de proyectos hidroeléctricos en evaluación ambiental y otros en construcción se encuentran en la Araucanía, tales como: Carilafquen Malalcahuello, Tacura, Caren, Truful Truful, entre otros de Melipeuco; Panqui, Añihuarraqui (Trakura), Puesco Momollulco, Estero Resbaloso, Maite, entre otros de Curarrehue; Llancafil de Pucón; Río Cautín, estero Pintoresco de Curacautín; Río Renaico en Collipulli-Renaico; Allipén de Cunco; Río Toltén en Pitrufquen – Freire, son claros ejemplos de una ofensiva empresarial que busca intervenir espacios de enorme importancia para la vida en la Región de la Araucanía, bajo el amparo y permisividad de órganos públicos como el Ministerio de Energía, quien ha venido actuando coludidamente con intereses empresariales.
El Ministro de Energía, Máximo Pacheco, en su reciente visita a la Araucanía en mayo de este año realizó anuncios que fueron considerados como “una verdadera bofetada a los derechos e intereses de los habitantes de la Región” por parte de numerosas organizaciones, frente a dichos complacientes para la intervención de más de 40 proyectos hidroeléctricos que pretenden emplazarse en los territorios de la Región y que fueron anunciados por el propio titular de la cartera.

Fuente Futurorenovable.cl-Mapuexpress | Publicado 15 de julio 2015 | Enlace a esta información

About Post Author

Leave a Reply

Acerca de Nosotros

PV es una organización de ciudadanos comprometidos con la ecología y el desarrollo armónico del ser humano con la naturaleza, una de nuestras bases es defender el medio ambiente y frenar el daño ecológico.

  • Ñuñoa- Santiago - Chile

  • http://www.pensamientoverde.cl

Populares Post

Eventos

julio 2015
L M X J V S D
« jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Flickr Gallery